volver arriba

Sistemas biométricos

Acceso por huella digital
Acceso por huella digital, protección biométrica.

Los sistemas biométricos son medios que utilizan una cualidad física del individuo para ser identificada.

Usar sistemas biométricos es controlar a visitas y empleados que acceden a sus instalaciones y equipos físicamente. Forma parte de la estrategia de las empresas en materia de seguridad de la información.

Nosotros le instalamos cualquier sistema biométrico o básico de acceso. Por ejemplo conntrol por huella digital, ocular, mediante contraseña, así como sistemas de control de rondas, control de tiempos, fichaje del personal (esto además es obligatorio desde el año 2019) , reconocimiento de matrículas, barreras de paso …

Los sistemas biométricos más usuales son:

  • Mano.
  • Huella.
  • Iris.
  • Facial.
  • Venas.

Por otra parte disponemos de otros sistemas de control que no son biométricos pero garantizan aunque a un menor nivel la seguridad de la información. El acceso se controla mediante:

  • Sistemas de tarjetas: con o sin código de barras, RFID, con o sin chip, vía radio…
  • Reconocimiento de matrículas.
  • Gestión electrónica de llaves: armarios inteligentes.
  • Barreras de paso: tornos, portillos, puertas motorizadas, molinetes..

Cada individuo tiene una identidad biológica que lo hace único.

Las aplicaciones de sistemas de control biológico y de control tiene muchas aplicaciones. Controlar quien entra a la empresa suele ser el principal pero también el acceso a determinadas zonas dentro de la empresa. De hecho en ciberseguridad se usa para limitar el acceso a zonas reservadas al personal con autorización. Hablamos de acceder a servidores, archivos, despachos, otros departamentos, etc.

Como complemento además en Dekcard23 damos servicio de instalación de cámaras de vigilancia por sistema de conexión IP. La diferencia entre nosotros y la competencia es que se la configuramos para que nadie pueda acceder. Hoy en día mediante internet es muy sencillo acceder a cámaras privadas o públicas con conexión a internet. Configurarlas adecuadamente evita intrusos y fisgones.

Hoy en día acceder por la web a cámaras privadas se ha convertido en un juego de niños.

En conclusión, si no quieres que nadie acceda a un lugar mejor restringir su acceso. Por qué fiarse de la gente cuando el 80% de robo de información se realiza desde dentro de la empresa. Tener una cámara de seguridad, valga la redundancia <<segura>>, evitará espionaje. Los ciberdelincuentes acceden fácilmente a cámaras mal configuradas, el 99% de ellas lo están.